Este fin de semana se implementó la tarjeta verde, en la Serie B del fútbol italiano. Tiene como objetivo impulsar el juego limpio dentro de la cancha. Una forma de premiar las acciones de fair play de los jugadores.

Esta nueva tarjeta servirá para recompensar a los futbolistas que reconozcan haber simulado una falta, un penal o a los que interrumpan una acción peligrosa para ayudar a un rival lesionado, entre otras situaciones.

Se contabilizaran las tarjetas verdes y al final de la temporada, los jugadores que tuvieron una conducta correcta, serán recompensados. Todavía se desconoce de qué manera se los premiara.

Ayer, luego de finalizado el encuentro, en donde San Lorenzo derrotó 1 a 0 a Boca Juniors, los jugadores xeneizes, nerviosos por como se perdió, provocaron algunos incidentes con los futbolistas cuervos. ¿Qué hubiese pasado si en Argentina se aplicara la tarjeta verde?