Las antropólogas, Milou Beens y Noortje Labrujere, de la Universidad de Utrecht de Holanda, estuvieron en la Argentina, en donde realizaron un trabajo de campo, en el marco de su tesina de grado. La investigación se orientó en conocer cómo es la actuación de las hinchadas del fútbol local y la denominada barra brava. El estudio se circunscribió a los hinchas del Club Atlético River Plate.

Salvemos Al Fútbol, como asociación civil, que lucha contra la violencia y la corrupción el fútbol argentino, colaboró con las profesionales de los Países Bajos para llevar adelante la tesis. Los integrantes de la asociación, oficiaron de tutores y guías, en el marco de las relaciones que se establecen con distintos organismos y profesionales extranjeros.

A continuación, se presenta un resumen del trabajo realizado en donde explica de qué se va a tratar y qué se logró investigar.

Resumen de la Tesis

Para esta tesis hemos realizado un trabajo de campo con una duración de doce semanas en Buenos Aires, Argentina. Hicimos el trabajo con la ayuda de la ONG Salvemos al Fútbol y nos limitamos a los hinchas de Club Atlético River Plate. En la presente investigamos cómo influye la violencia en su experiencia deportiva de los hinchas. El deporte tiene diferente significados para los individuos y las sociedades. Por ello, el nivel de identificación de los hinchas difiere también. Esas diferencias de identificación están representadas gráficamente en la figura 1.

Figura 1.

El hecho de consumir fútbol e identificarse con un club conoce un lado negativo también. Durante años el fenómeno de las “Barras bravas”, nombre denominado a los hinchas en Argentina, es la principal causa de incidentes violentos. Cuánto más violencia utilice una Barra Brava, más respeto y prestigio recibirán de otras. Masculinidad y machismo son importantes conceptos en la sociedad argentina. Al utilizar violencia, las Barras Bravas comunican valores como la fuerza, el honor y la resistencia entre ellos. Lamentablemente, la violencia no solo se queda dentro de las barras bravas, los hinchas también son víctimas de esta violencia. Es difícil combatir ese problema ya que las barras tienen una posición dominante inalcanzable, debido a las relaciones corruptas entre la policía, políticos y dirigentes del club y las Barras Bravas. Por tanto, son estas las relaciones a los que los hinchas les llaman mafia: “no tienen nada que ver con el fútbol”.

Además, la violencia influye en la experiencia de los hinchas “no violentos” de River Plate. Hay hinchas que tienen tanto miedo por la violencia, que deciden no ir a la cancha. Otros tienen precaución en llevar la remera en espacios públicos.

En 2012 aprobaron una ley que no dejaba entrar a los visitantes en las canchas con el fin de combatir la violencia entre Barras Bravas de diferentes clubes de fútbol. Esta ley también abarca la experiencia deportiva de los hinchas no violentos. Los hinchas con quienes hablamos dijeron que no les gustaba esto de no poder seguir a su equipo a todas las canchas de fútbol. El ambiente dentro de la cancha también cambió. Los hinchas argentinos suelen cantan mucho durante los partidos. Las canciones están destinadas a los hinchas del otro equipo. Sin ellos en la cancha, las canciones no tendrían sentido.

Concluyendo, hemos observado que la violencia no influye en la experiencia deportiva demasiado. La razón de eso es porque hay una aceptación cultural de la violencia: la pasión que sienten los hinchas es demasiado grande para dejar influir la violencia en el placer del deporte.

Esa aceptación cultural hace difícil terminar con la violencia. Hinchas proponen que se adopte un cambio realizado por las autoridades. Dicen que son ellos los que tienen que hacer algo porque la violencia tiene una dimensión política.

Durante nuestro trabajo de campo trabajamos junto a la ONG “Salvemos al Fútbol”. Esta ONG intenta acabar con la violencia usando estrategias de prevención. Una de estas estrategias es criticar públicamente a los políticos. Otras estrategias son apoyar jurídicamente a las víctimas (familia y víctimas) y educar e informar a niños de 12 a 18 años en algunos colegios. El departamento sociológico de la ONG intenta, utilizando cifras (estadísticas), dejar entender otros investigadores y el público común la importancia de alterar la violencia.

Los Hinchas de River Plate están de acuerdo con la estrategia de prevención de criticar a los políticos. Pero, concluyen diciendo que una ONG no puede cambiar mucho la situación.

Los Hinchas no proponen educación como una estrategia determinante. Nosotras pensamos que para conseguir con éxito estas estrategias de prevención, el gran público argentino tiene que creer en la visión de la ONG. Como dijo la cofundadora y ex-trabajadora Mónica Nizzardo, para cambiar algo realmente, la mayoría de la sociedad tiene que esforzarse.

De acuerdo con los hinchas, también pensamos que una ONG no puede cambiar todo sólo ella. Es el gobierno el que tiene que ser activo en terminar con la violencia. En conclusión, es la sociedad completa la que tiene que cambiar y trabajar junta para lograr un fútbol sin violencia.