El pasado miércoles 1, autoridades de “Salvemos al Fútbol”, participaron junto a otras ONG’s vinculadas a tareas de lucha contra la violencia, de un encuentro de trabajo con funcionarios del área de seguridad deportiva dependientes del ministerio de Seguridad de la Nación.

El encuentro fue convocado por el máximo responsable de la Secretaría de Políticas de Prevención y Relaciones en la Comunidad, doctora Ileana Arduiño. Participaron, además de SAF, las organizaciones JEBA (Juventud Evangélica Bautista Argentina) y la Fundación “Gustavo Rivero”.

También, los abogados Gustavo Lugones y Cecilia Ales, funcionarios dependientes el ministerio de la doctora Nilda Garré.

El encuentro sirvió para intercambiar opiniones en torno a la problemática de la violencia en el fútbol, y conocer algunos de los lineamientos de trabajo actuales en la unidad que conduce Blanco. Propuestas SAF acudió al encuentro con el borrador de una serie de propuestas y preocupaciones, planteadas por escrito, cuya copia quedó en manos de los funcionarios. Tal explicó Mónica Nizzardo, presidente de la entidad –a quien acompañaron Liliana García, vicepresidente y Mariano Bergés, secretario-

“cada semana, somos una caja de resonancia de las preocupaciones de socios e hinchas, por eso asumimos su representación y además de traer propuestas, traemos las preguntas que ellos nos obligan a transmitir.”

Parte del borrador de trabajo dejado, consultó sobre la violación a los pulmones de seguridad:

“Vimos en el partido de Huracán- Estudiantes claramente violar esos espacios. La policía se transformó una vez más, en los grandes espectadores del espectáculo porque pase lo que pase la policía solo mira. Los barras que estaban en la platea violaron claramente el límite del pulmón establecido sin que nadie los detenga. Los violentos de la popular pasaron a la platea sin impedimento.” Otro de los planteos tuvo que ver con el tema de las bengalas, petardos y fuegos de artificio que ingresan a las canchas a pesar de las prohibiciones: “El caso Vélez en lo que respecta a las bengalas no fue una excepción. Hubo bengalas en el 99% de los partidos del campeonato y no solo de las parcialidades locales. Hace tiempo que existe la reglamentación de la prohibición de las bengalas en los espectáculos. Nuestro pedido de informe acerca del Consejo Federal entregado a fines del mes de abril, antes del cuestionado partido de Vélez, incluía entre otros la preocupación de partidos suspendidos en el interior por petardos. Las categorías existen respecto a condiciones deportivas, jamás podemos considerar que existan ciudadanos de primera o de segunda. El tema de la violencia en el futbol amerita ser considerado a nivel nacional y en todas las categorías con la misma urgencia y consideración.”

Los llamados “trapitos”, fueron otro disparador: “¿Qué se hace al respecto? Vemos que desde hace años esto fue avanzando y nadie logra desarmar esta verdadera mafia en donde están involucrado los barrasbravas de los clubes, la policía, y cada intendente de cada jurisdicción”. Nizzardo puso en conocimiento que “Nosotros acabamos de iniciar una investigación en la Justicia al respecto de lo sucedido en el último Boca-River pasado, esperamos ansiosamente que desde este organismo se colabore en determinar responsabilidades en la cuestión y trabajar que esto no vuelva a suceder. Sabemos que se han labrado algunas actas pero eso sucedido ya tarde cuando la estafa estaba cometida. La plata a los damnificados nadie se las devolvió.” La sobreventa y sobresaturación en la capacidad de los estadios, la falta de información sobre los avances en torno a la muerte del hincha Ramón Aramayo, las sanciones a los efectivos que no cumplen su tarea según la obligación que les compete, y el tratamiento que reciben las filmaciones que se hacen en los estadios, fueron el resto de los puntos sobre los que se consultó a los funcionarios. “Tiempo” La realidad es que los funcionarios volvieron a pedir “tiempo”, para reordenar un área, que se encargaron de volver a explicar, estuvo “casi sin hacer nada”, en los últimos años. Resulta por demás curioso el detalle, por cuanto es al menos la segunda oportunidad, en la que SAF recibe la información de la total ausencia de cumplimiento de funciones de quienes precedieron al actual tándem. Tanto Ales, como Lugones y Blanco, insistieron en “el poco tiempo” que llevan al frente del área, y quedó por cierto claro, que reconocen al problema como un complejo entramado al que Lugones no dudó en calificar que lo componían personajes “con mucha capacidad de daño”.

También resultó una conclusión clara que los mecanismos de prohibición de acceso al público visitante en el Ascenso –y hasta en la A, si hechos puntuales lo ameritan- permanecerá. Si algo parece evidente, es que los funcionarios no han, por ahora, “encontrado la vuelta” para llevar adelante procesos de prevención en campo que permitan confiar en que el estado está en condiciones de resolver situaciones de potencial violencia. Más encuentros La reunión no fue, a decir de los funcionarios, la última. Según expresaron, es voluntad continuar con el intercambio de aportes. En éste sentido, Nizzardo fue clara: “Acudiremos a cada una de las convocatorias que se nos hagan, pero lo que buscamos son soluciones y resultados. Que se nos convoque para conversar y nada más, no es algo que vayamos a valorar positivamente si vemos que en el transcurso del tiempo, la situación no exhibe mejorías. Y el tiempo no puede ser mucho, porque la urgencia es evidente, y la paciencia que se nos viene pidiendo a los hinchas, casi ya infinita.”