El fútbol en Argentina es una pasión que no se toma vacaciones. Durante todo el año la pelota sigue rodando. Campeonatos locales, copas internacionales, amistosos y el torneo de verano. La violencia tampoco se toma un receso estival, en Mendoza, a trece días del comienzo del año, ya hay un muerto y un herido de gravedad.

En la previa al partido entre Atlético Club San Martín y Gimnasia, en el marco del Torneo de la Vendimia, se registró un muerto y un herido de gravedad, a raíz de un enfrentamiento entre dos facciones de la hinchada del equipo local. La víctima fue identificada como Maximiliano Exequiel Lucero, quien recibió una herida de bala en la espalda y se alojó a la altura de la axila, que la causó la muerte a los pocos minutos. Además hubo un herido por arma blanca que se encuentra internado en estado delicado.

Foto: La Nación

Pero este hecho trágico, es uno más que se suma al listado de violencia que sucedieron los últimos años. Son conocidos los enfrentamientos que se suscitan verano tras verano, en las playas de Mar del Plata, cuando se encuentran los distintos equipos que participan de los torneos que se organizan en esa ciudad, como en Córdoba y otras provincias del país, los cuales todos son de carácter amistoso.

La violencia no sólo es parte de los hinchas, también nace desde adentro del campo de juego. El año pasado hubo serios incidentes entre los jugadores y cuerpo técnico de los clubes platense, Estudiantes y Gimnasia, en la ciudad balnearia. Una pelea con golpes y patadas entre los protagonistas generó la suspensión del encuentro. La semana anterior, los protagonistas de una gresca habían sido los planteles de River y Boca, en un Superclásico que tuvo 5 expulsados pero no llegó a ser suspendido. Siempre hay que resaltar que es en el marco de partidos amistosos.

Es cierto también que no todos los incidentes se dan en el marco de un encuentro futbolístico, dentro o en las cercanías de un estadio. Hubo hechos durante los últimos años, que sucedieron en el verano, como fue la muerte de Nicolás Pacheco, hincha de Racing asesinado en la sede de Villa del Parque. En la última década, hubo diez víctimas fatales, relacionadas con la violencia en el fútbol, decenas de heridos y cientos de detenidos.

Incidentes en el clásico platense. Foto: Clarín

En el primer mes del 2017 ya hay un muerto y un herido, sería bueno preguntarse, qué lleva a que este fenómeno suceda. ¿Será que el control policial y del Estado que se tornan más flexible? ¿Cualés son las causas o motivos por lo cual la violencia no distingue partidos amistosos y por puntos? Sólo es seguro, que la violencia no se toma vacaciones.