En los últimos tiempos, algunos procesos que se sustanciaron en distintos distritos judiciales, relacionados con la violencia en el fútbol, tuvieron desenlaces. En algunos de ellos Salvemos al Fútbol colaboró intensamente, siempre de acuerdo a los pedidos de los familiares de las víctimas.

El juicio seguido a  Enrique Rulet  -apodado El Boxeador-, Aníbal Domínguez Butler -alias El Vaquero-, y Juan Carlos Rodríguez -apodado El Turu- por el homicidio de Nicolás Pacheco, en la noche del 24 de enero del año 2013 en la Sede del Club Racing de Villa del Parque, en la Ciudad de Buenos Aires, fue seguido en el Tribunal Oral Nro. 23, a cargo de los jueces Luis Rizzi, María Cecilia Maiza y Carlos Rengel Mirat.

Pese a la oposición de los abogados defensores, se logró probar que los nombrados fueron responsables de la muerte de Pacheco, quien recibió muchos golpes y terminó en el fondo de la pileta de natación existente en la entidad.

Por  otra parte, quedó al descubierto, como suele suceder en este tipo de casos, la falta de consideración de las autoridades del Club Racing, ya que lejos de colaborar, se encubrió el hecho descaradamente, al punto que un individuo -que declaró como testigo- durmió en el lugar después de una borrachera y cuando se despertó, ya en la mañana, fue retenido por el Intendente para evitar que fuera visto por la Policía, que estaba resguardando la escena del crimen.

Tanto el Fiscal, como la querella solicitaron prisión perpetua para los tres encausados, entendiendo que el hecho fue un homicidio agravado por alevosía. En el mes de diciembre de 2016, los tres encausados fueron condenados a 12 años de prisión. Como también suele suceder en nuestro país, lejos de ser detenidos en ese momento, se les permitió mantener su condición de personas libres hasta que el pronunciamiento quede firme.

El principio de inocencia debe ceder en estos casos, cuando se llega a la condena en un Tribunal Oral que llevó a cabo el juicio bajo condiciones de respeto por los derechos de los justiciables. El fallo fue recurrido por los abogados de los imputados, por el Fiscal y por la querella.

Salvemos al Fútbol acompañó con el asesoramiento de su Presidente Dr. Mariano Bergés, a los familiares (especialmente padres) de Nicolás, y la colaboración por su intermedio, al abogado patrocinante de la querellante, Dr. Luis Charro. Se conversó con el Fiscal Fabián Céliz y se mantuvo presencia en el juicio oral y público, acompañando a la familia.