El jueves 19 de octubre Pablo “Bebote” Álvarez, jefe de la barra brava de Independiente, interceptó junto a otros miembros de la barra al director técnico del equipo, Ariel Holan. Álvarez se subió al auto de Holan y le pidió dinero para que los ‘Diablos Rojos’ puedan viajar al Mundial de Rusia 2018.

El viernes 20 el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Juan Manuel Lugones, actuó de oficio y realizó la denuncia. “Este grupo que ayer apretó al entrenador es un grupo conocido, liderado por Álvarez, a quien nosotros le prohibimos ingresar a la cancha. Lo privaron de su libertad a Holan en el auto, lo amenazaron y lo extorsionaron”, explicó Lugones al canal Todo Noticias. El titular de la Aprevide solicitó también que se le prohíba al barra salir del país.

Cristian Ritondo, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, dijo en Radio La Red que “Holan se dirigía hacia Lanús cuando le cruzan una moto y tres autos”. “Ahí se sube ‘Bebote’ Álvarez al auto. Espero que rápidamente actúe la Justicia, tienen que quedar presos porque son la lacra del fútbol”, sostuvo.

Foto: Radio web

El sábado 21 el abogado de Holan, Víctor Varano, presentó ante la fiscal María Carballal (UFI Número 1 de Lomas de Zamora) la declaración testimonial del director técnico. “Hoy se estableció una perimetral para Holan, su familia y su cuerpo técnico. Quedamos con la fiscal que vamos a ser prudentes y no revelar lo hablado, pero se resolvió que mi cliente y su familia tengan custodia”, dijo luego a Radio Continental.

El lunes 23 Álvarez negó en la radio La RZ haber extorsionado a Holan y lo trató de “mentiroso”. Sin embargo, reconoció haberle pedido dinero para viajar junto a otros barras al Mundial. “De ninguna manera lo amenacé ni lo apreté. El jueves tuve una charla normal con Holan, como la tuvimos la anterior vez que hablamos en septiembre también en su auto cuando nos cruzamos en Alsina y Bochini. Me subí al auto de él para que no nos vieran y así no comprometerlo. No le crucé ningún auto. Yo estaba en una moto, lo saludé por la ventanilla, bajó la ventanilla y nos pusimos hablar. Como estábamos cerca del predio me hizo subir al auto y nos fuimos para el lado del Docke a hablar”, relató. “Puso un nexo porque nos dijo que iba a colaborar con nosotros para que vayamos al Mundial, pero que todavía no sabía en qué iba a colaborar. Holan tiene que colaborar si tiene ganas, si no tiene ganas no tiene que colaborar. Nos dice que no y listo. Nadie está obligado a colaborar. Algunos técnicos anteriores han colaborado y otros no. No hay que ser hipócritas, todos sabemos que vamos al Mundial por muchas rifas y colaboraciones relacionadas a gente del fútbol. Esto es así, el fútbol es así acá. No tengan dudas de que vamos a estar en el Mundial de Rusia porque para eso estuvimos trabajando durante tantos años. Bah, trabajando… pidiendo colaboraciones”, añadió.

El martes 24 el juez Luis Carzoglio (Juzgado de Garantías Nº 9 del Polo Judicial de Avellaneda) ordenó el pedido de detención de “Bebote” por extorsión, que tiene pena de cinco a diez años de prisión. Ese mismo día Holan evitó hablar del tema al ser consultado por el canal Fox Sports: “No tengo nada que callarme pero estas cosas están en manos de mis abogados y de la Justicia. Quiero hablar de fútbol. En Independiente de lo único que se tiene que hablar es de fútbol”, alegó.

El jueves 26, cómo Álvarez continúa prófugo, la Interpol se sumó a la búsqueda y publicó dos fotografías del barra brava.

El viernes 27 “Bebote”, acompañado por su abogada, Débora Hambo, se entregó en el Polo Judicial de Avellaneda. “Álvarez es para muchos un personaje interesante para estar preso”, dijo a los medios Hambo, quién consideró “excesiva” la calificación de extorsión y adelantó que pedirá su excarcelación. “Él habló con Holan y Holan lo invitó a subir al auto”, sostuvo la abogada.

Lugones dialogó con Todo Noticias y dijo que la detención de Álvarez es “una buena noticia”. “Ayer hicimos once allanamientos a distintos domicilios de él y de otros integrantes de la barra brava de Independiente. Se entregó porque estaba cercado”, aseguró. “La denuncia es por privación ilegítima de la libertad de Holan y aquellos que lo acompañaban, además de extorsión y amenazas. La extorsión fue por 50.000 dólares y los pasearon dos horas por la zona sur. Holan es la víctima y estuvo a la altura de las circunstancias cuando prestó declaración testimonial. Es una persona valiente”, concluyó el titular de la Aprevide.

El martes 31 la Alcaldía de San Martín informó que Álvarez se “autoagredió” y que “atacó” al personal penitenciario que ingresó a su celda para cambiarlo de sector. Sin embargo, detallaron que se trataron de heridas “leves”.

El miércoles 1 de noviembre el juez Carzoglio le negó el pedido de excarcelación que había presentado a través de sus abogados. Álvarez amenazó con iniciar una huelga de hambre.

El jueves 2 es el primer día que Álvarez puede recibir visitas.

Desde SAF consideramos positivas las medidas adoptadas por los involucrados que llevaron a la detención de Álvarez. Las ovaciones recibidas por Holan en el Libertadores de América tras el hecho y que muchas personas, principalmente hinchas de Independiente, demuestran el hartazgo de la sociedad con la impunidad de los barras bravas.

Sin embargo, somos conscientes del largo camino que lleva el trabajo para terminar con la violencia en el fútbol e instamos a todos los actores -tanto dirigentes como futbolistas, periodistas, hinchas, directores técnicos, policías y representaste del Gobierno y la Justicia, entre otros- a continuar bregando por un fútbol en paz.

Por Sebastián Meresman.